La relevancia de cuidar la salud oral de las mascotas a lo largo de su vida

Los canes no sufren de caries, una de las patologías habituales en humanos..

Ian Faruk Simmonds

Aunque por lo general es considerado un dicho de cajón, la prevención es la clave de una buena salud oral. En las mascotas juega un papel muy relevante. Y no es solamente por los beneficios que se reflejan en una mejor calidad de vida; también por los costos asociados al descuido del propietario que termina pagando por tratamientos más intensivos o por la compra de productos especializados.

Este factor preventivo puede activarse a través de los signos externos. De acuerdo con el doctor Javier Rivas Guerrero, profesor del programa de Medicina Veterinaria de la Universidad de La Salle, el signo más evidente para los humanos es la halitosis (mal aliento), ya que, al momento de consentir las mascotas, nos acercamos y logramos percibir el mal olor. “Cuando la situación es severa, el mal olor se puede percibir a una distancia prudente, acompañado de otros signos como la evidente presencia de cálculo (sarro) dental a simple vista”, destacó el experto consultado.

Otros aspectos que ayudan a determinar si hay una afectación en la salud oral de nuestras mascotas se relaciona en si el animal come menos. Lo que explicó el profesor Rivas Guerrero es que no es por falta de apetito, “sino por incomodidad o dolor de la boca, e incluso se hace evidente el sangrado de las encías al morder juguetes”.

Para evitar la problemática bucal del animal, los médicos veterinarios recomiendan la limpieza habitual de los dientes. Este procedimiento, resaltan, reduce significativamente la presencia de cálculo dental y la consecuente enfermedad periodontal, la cual viene acompañada de la halitosis y el dolor, que por lo general termina en la pérdida de piezas dentales. “Esto afecta muy especialmente la calidad de vida de las mascotas”, resaltó Guerrero. Para la doctora Ana María Ariza, vinculada a la firma Pet Style, un buen ejercicio de limpieza puede ser de 1 o 2 veces a la semana para las mascotas.

LOS CONTRASTES

  • Ana María ArizaVeterinaria de Pet Style

    “Por lo general, si el propietario es juicioso en el cuidado de la dentadura del animal, se pueden realizar profilaxis cada nueve meses a un año”


  • Javier Rivas GuerreroProfesor Universidad de La Salle

    “Es importante visitar periódicamente al veterinario para que valore la condición oral de la mascota y pueda hacerle un seguimiento”.

En criterio de Guerrero y Ariza, los tratamientos de cuidados caseros o profilácticos pueden realizarse en este lapso de tiempo teniendo en cuenta que no evitan estrictamente la presentación futura de cálculos; lo que produce es el retraso el proceso de formación de estos. “Por ello, la visita periódica al veterinario es fundamental, ya que será el profesional veterinario quien determine en qué momento la presencia de cálculos justifica la realización de un tratamiento periodontal bajo anestesia. El periodo de tiempo por lo tanto es independiente de cada paciente”, puntualiza el docente de la Universidad de La Salle.

La doctora Ariza considera importante no descuidar la dieta de las mascotas porque “si tiene (la mascota) una alimentación adecuada, es muy probable que se mantenga una mejor salud en los dientes. Por lo general, se recomienda buscar un concentrado de alta calidad que tenga muy poca harina”. Dentro del kit básico no pueden faltar las cremas dentales y enjuagues bucales especiales para mascotas (sin fluor), así como snacks compuestos de galletas muy duras que permiten la limpieza oral.

“Teniendo en cuenta estos factores no puede dejarse por fuera las revisiones del veterinario. Por lo general, si el propietario es juicioso en el cuidado de la dentadura del animal, se pueden realizar profilaxis cada nueve meses a un año. En caso contrario, lo idóneo es llevar a su mascota cada seis meses”, resaltó la veterinaria Ana María Ariza.


TEMAS

Perros Salud oral Medicina veterinaria